Universidad Nacional de Educación a Distancia - UNED

Naturaleza y funciones de la UNED

La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) es una Universidad Pública creada mediante el Decreto 2310/1972, de 18 de agosto. 

Actualmente tiene su regulación básica en la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, que dedica su Disposición Adicional 2ª específicamente a la UNED, así como en sus Estatutos, aprobados mediante el Real Decreto 1239/2011, de 8 de septiembre.

Dichos Estatutos definen a la como una institución de derecho público dotada de personalidad jurídica y de plena autonomía en el desarrollo de sus funciones, sin más limitaciones que las establecidas en las leyes, que tiene como funciones:

  • Facilitar el acceso a la enseñanza universitaria y la continuidad de sus estudios a todas las personas capacitadas para seguir estudios superiores que elijan el sistema educativo de la UNED por su metodología o bien por razones laborales, económicas, de residencia o cualquier otra.
  • La preparación para el ejercicio de actividades profesionales que exijan la aplicación de conocimientos y métodos científicos y para la creación artística.
  • Establecer y desarrollar programas de educación permanente, promoción cultural, perfeccionamiento y actualización profesional.
  • Incorporar, desarrollar y facilitar el uso de los métodos y sistemas tecnológicos que en cada momento mejor se adecuen al modelo educativo de la UNED.
  • Desarrollar la investigación en todas las ramas de la ciencia, la técnica y la cultura.
  • Fomentar la formación y la promoción de todo su personal docente, investigador y de administración y servicios.
  • Facilitar la creación de una comunidad universitaria amplia y plural, fundada en unos conocimientos científicos y culturales que sirvan de unión y fomenten el progreso y solidaridad de los pueblos de España.
  • Desarrollar sus actividades docentes, de investigación y gestión en régimen de coordinación.
  • Favorecer el intercambio científico, la movilidad académica y la cooperación para el desarrollo de los pueblos.

Asimismo, se reconoce como función esencial de su actividad la enseñanza, el estudio, la investigación y la transferencia del conocimiento, en orden al pleno desarrollo científico, cultural, artístico y técnico de la sociedad.