LECTURA Y ESCRITURA EN LOS PRIMEROS AÑOS: ENSEÑANZA/APRENDIZAJE

 
 


INTRODUCCIÓN

     La importancia del hecho lector, no sólo desde el punto de vista social -como instrumento indispensable de la comunicación escrita-, sino también pedagógico -como técnica clave de todos los aprendizajes-, ha contribuido a que el profesorado de los primeros niveles de enseñanza se haya interesado por esta temática durante largos años y sigue reclamando una formación en este sentido; formación complementaria a la que han recibido previamente. Una manera de conseguirlo parcialmente es a través de Cursos de Perfeccionamiento.

    Por este motivo ofrecemos desde esta universidad un
Curso de Formación del Profesorado, capaz de llegar a aquellos rincones donde no existen oportunidades para recibirlo de forma presencial.

     Como es sabido la UNED imparte
enseñanza a distancia en todo el territorio nacional y contempla, entre sus funciones, la posibilidad de desarrollar programas de perfeccionamiento profesional y de promoción cultural.

     Por tratarse de un alumno "adulto", la función del profesorado de los cursos consiste en proporcionar diversas posibilidades para que él elabore su aprendizaje y opte por aquellos medios que más se adapten a sus características y necesidades reales.

     El tema objeto de este curso se justifica por la compleja actividad de la lectura y escritura en la que están implicadas unas series de capacidades que es preciso desarrollar. Tanto el aprendizaje de la lectura como el de la expresión escrita contienen procesos diversos que posteriormente influirán en la adquisición de las demás destrezas lingüísticas.

     Es de suma importancia favorecer en los alumnos una actitud de apertura hacia los mensajes escritos. Cada vez son más las Organizaciones que tratan de motivarla; basta citar el Centro de Literatura Infantil de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos cuando planificó todo un repertorio de actividades conducentes a fomentar la afición a la lectura en los niños, bajo el lema "El Año del Joven Lector".

     En general, los educadores debemos lograr que los niños/as disfruten con la lectura; que sean capaces de anteponerla, o al menos convivir con otros medios tecnológicos de distracción, hoy más potentes, y que amenazan con eliminar el material escrito.