¿ Por qué es importante la adquisición del esquema corporal en Educación Infantil?

          La adquisición del esquema corporal es muy importante en Educación Infantil, dado que es la base para adquirir los diferentes aprendizajes, a la vez que para construir su propia personalidad y autoafirmarse a sí mismo y a los demás.

            El movimiento interviene en el desarrollo psíquico, en los orígenes de su carácter, en la relación con los demás y en adquirir aprendizajes escolares.

            Dada la importancia del desarrollo psicomotor del niño será necesario que la escuela se plantee el modo de trabajar la educación psicomotriz para facilitar el aprendizaje de habilidades básicas que el niño tiene que adquirir: lecto-escritura y cálculo.

            Con la educación psicomotriz se intenta trabajar, por una parte, el dominio del cuerpo y de sus desplazamientos que es el primer elemento del dominio del comportamiento y, por otra, una mayor eficiencia en los actos de la vida de relación y en diversas situaciones educativas. Si la educación psicomotriz se llevara bien en la segunda Infancia,  el número de fracasos escolares e inadaptaciones disminuirían. Según el Dr. Le Boulch (1976, página 26) la educación psicomotriz debe ser una educación total del ser, a través del movimiento. Partiendo del concepto etimológico de psicomotricidad y haciendo un análisis lingüístico de su genealogía en motricidad y psico, la psicomotricidad según Wallon (1970, página 71), es la conexión entre la maduración fisiológica y la maduración intelectual, relevando importancia al movimiento para conseguir esa madurez psicofísica de cada persona.

            Para la mayoría de los autores, los conceptos fundamentales de educación psicomotriz son:

            * Esquema corporal :                      - tono

                                                                       - relajación.

                                                                       - respiración.

            * Conductas motrices de base :    - postura.

                                                                       - equilibrio.

            * Conductas neuromotrices :          - lateralidad

                                                                        - sincinesia.

                                                                        - paratonía

            * Conductas perceptivo-motrices : - percepción espacial.

                                                                       - percepción temporal.

                                                                       - ritmo. 

            ¿Qué es el Esquema Corporal ?. 

                        Concepto.     

            El esquema corporal, es  la imagen mental o representación que cada uno tiene de su cuerpo en movimiento o estáticamente, gracias a la cual se puede situar en el mundo que le rodea.

            Para Wallon (1970, página 72), es el resultado y la condición de las relaciones precisas entre el individuo y su medio.

            Para Le Boulch (1970, página 28), es una intuición de conjunto o un conocimiento inmediato que nosotros tenemos de nuestro cuerpo en estado estático o en movimiento en relación con sus diferentes partes y, sobre todo, en relación con el espacio y los objetos que nos rodean.

            Pic y Vayer (1977, página 15) adoptan una definición muy parecida a la del Dr. Le Boulch es la organización de las sensaciones relativas a su propio cuerpo en relación con los datos del mundo exterior. A un nivel más descriptivo, el esquema corporal corresponde a la organización psicomotriz global, comprendiendo todos los mecanismos y procesos de los niveles motores, tónicos, perceptivos y sensoriales, procesos en los cuales y por los cuales el nivel afectivo está constantemente investido .

            En definitiva, no es posible examinar la realidad del esquema corporal sin hacer referencia al cuerpo global, como unidad y totalidad.   

            La imagen corporal se forma a partir del cuerpo, pudiendo estudiarse desde tres puntos de vista :

             * El cuerpo como eje estático :

                        - No tiene lugar desplazamientos.

                        - Es necesario mantener el equilibrio.

                        - Necesita de un control ocular del movimiento.

                        - Intervienen movimientos de brazos y piernas.

                        - Comprende la presión y el transporte de objetos con los                            miembros superiores.

            * El cuerpo como eje dinámico :

                                   - El desplazamiento.

                                   - El equilibrio.

                                   - La presión y el transporte.

                                   - El coger, empujar, y llevar objetos.

            * El cuerpo como eje de expresión y comunicación :

            Se establecen las relaciones espaciales, adquiriéndose los conceptos tridimensionales : largo, ancho, alto.

            Los ejes corporales son muy importantes en la concienciación corporal y la vida de relación.

            El eje horizontal va de derecha a izquierda, atraviesa la cintura, los hombros y la pelvis;  permite una rotación hacia afuera.

         

  El eje vertical está definido por la línea divisoria que se encuentra a nivel de la columna vertebral, divide imaginariamente el cuerpo en dos partes iguales, con una total simetría; es muy importante en relación con el aprendizaje de las nociones de derecha-izquierda y las localizaciones espaciales; permite una rotación sobre sí mismo.

  

           El eje transversal atraviesa el centro del cuerpo en diagonal, de arriba-abajo, captando las nociones de anterior-posterior y arriba-abajo.

 

            Una adecuada integración del esquema corporal requiere:

                        - La percepción y control del propio cuerpo.

                        - La lateralidad definida.

                        - Un control segmentario que conlleva la independización   de los  distintos elementos que lo integran.

                        - Un control y equilibrio de las pulsiones entre el esquema  corporal y la inspiración.

            Una inadecuada integración del esquema corporal puede dar origen a problemas:

                        - Afectivo-sociales.

                        - Espacio-temporales.

                        - Persistencia de sincinesias.

                        - Problemas relacionados con el movimiento global y segmentario.

                        - En las actividades escolares, sobre todo en la lecto-escritura.

            Íntimamente relacionado con el esquema corporal se encuentra el tono, la relajación, y la respiración.

                        Fases de elaboración.

                        Se elabora desde que el niño nace hasta los 12 años. En la primera etapa, hasta los 3 años, el niño descubre el propio cuerpo en relación con los objetos y las personas. En la segunda etapa, entre los 3 y los 7 años, el esquema corporal afina la percepción, de ahí la importancia de la educación sensorial. Será necesario ayudar al niño a superar poco a poco el subjetivismo característico de la etapa anterior, tendrá que avanzar en la disminución perceptiva del propio cuerpo tanto de sus partes como de su globalidad, aunque no es capaz de apreciar con cierta prensión la distancia entre las partes de su cuerpo, accede a una representación mental del mismo.

            Al final de esta etapa, como resultado de la interiorización de las experiencias sensoriales acumuladas, el niño con un desarrollo psicomotor normal, abandona la visión sincrética de la etapa anterior que no diferenciaba el cuerpo del mundo exterior. Entre los 8 y 11 o 12 años aproximadamente, el niño estructura su esquema corporal alcanzando la representación mental de su cuerpo en movimiento. Es capaz de distinguir el cuerpo con relación al entorno.

            Hacia los 11 o 12 años, debe terminar el proceso total. De ahí la influencia de la educación psicomotriz en el desarrollo sensorial, perceptivo y representativo.

                       Su relación con los aprendizajes.         

            En los primeros años de vida, el cuerpo es para el niño pequeño el centro de todo. Es el punto permanente de la percepción: observa los objetos, manipula el juguete, explora con su cuerpo. Es a partir del cuerpo a través del cual el niño establece relaciones con el mundo que le rodea. Sin embargo, el niño en los primeros niveles de la escolaridad, con capacidades básicas normales, se puede encontrar con dificultades, de tal manera, que la exigencia de aprendizaje no está en concordancia con su evolución psico-fisiológica. El aprendizaje de la lectura y escritura es el que le plantea mayor número de problemas, así como los de estructuración espacial provocan en la lectura errores de inversión, confundiendo letras simétricas como b-d, p-q, al invertir las de derecha a izquierda o de arriba abajo.

            En cuanto al sentido de la lectura y la escritura, se requiere una habituación para seguir la orientación de las líneas de izquierda a derecha. Así ocurre con el saber sincronizar los movimientos corporales, oculares, vocales, respiratorios.

            Las perturbaciones se manifiestan en la percepción hacía los 8-10 años.

            Por deficiencias en  el esquema corporal, el niño el niño-a no controla algunas regiones corporales y presenta problemas de coordinación, disociaciones, una actitud lenta tanto motriz como intelectual. En la escritura no puede evitar las manchas, los tachones, letras que bailan, irregularidad en las líneas.

            De manera consciente o inconsciente afectan en su carácter y en su campo de relaciones, provocando inseguridades, actitudes violentas o agresivas que dan lugar a tics, alteraciones etc. Para hacer frente a estas dificultades, la educación psicomotriz centra su actuación en el desarrollo de ciertas capacidades fundamentales infantiles, como pueden ser la estructuración del esquema corporal basadas en atención, percepción y representación.

 

NOMBRE IMAGEN
NOMBRE IMAGEN
NOMBRE IMAGEN