COMUNICACIÓN

 

Roberto Aparici

 

 

El robo de la palabra comunicación y su proceso de travestización.

 

Comunicación implica diálogo, una forma de relación que pone a dos o más personas en un proceso de interacción y de transformación continua.

Pero, el poder  ha disfrazado, metamorfoseado, travestizado el significado de esta palabra y  aunque pueda ser utilizada como sinónimo de “dar a conocer”, “informar”o  “transmitir” su significado es diferente. Si el sinónimo de “comunicación ” es “interacción”, debemos preguntarnos cómo participan en dicho acto o proceso, de qué manera, qué relaciones establecen, qué papel juega cada uno de los que intervienen.

El robo ha sido casi perfecto. Y la palabra “comunicación” que implica la idea de transformación, cambio, movimiento ha sido reemplazada por otra que conlleva la idea de transmisión sólo de una parte a otra. La comunicación no establece límites de quién es quien, todos los que participan en este proceso pueden ejercer todos los papeles.

El robo, entonces, ha cumplido su objetivo: secuestrar el significado de una de las palabras más hermosas de nuestra lengua: La “comunicación” nos permite poner a todos los que participan en una relación entre iguales. Cualquier otro ejercicio o práctica de la “comunicación” que no implique una relación horizontal pone bajo sospecha a quienes la pronuncian o la ejercen en su nombre.

 

Informar no es comunicar.

 

La mayoría de la gente tiene dificultades en distinguir qué caracteriza a la comunicación y qué caracteriza  a la información.

El proceso informacional se caracteriza en la transmisión de datos. Informar  no implica comunicar pero en todo acto comunicativo se informa de algo.

Los medios de comunicación se caracterizan por producir y transmitir datos de todo tipo y cuyo objetivo principal es vender audiencias a diferentes empresas e instituciones públicas o privadas. El objetivo de los medios somos nosotros, una audiencia potencialmente consumidora de todo lo anunciado y que logramos el objetivo de los productores de medios una vez que consumimos además de los contenidos de un mensaje, los productos anunciados.

El objetivo de las empresas de los medios es el consumo de mensajes y el feedback, la retroalimentación se da en el momento  del consumo.

En este modelo la ciudadanía no tiene voz. Los propietarios públicos o privados de medios nacionales  o locales repiten el mismo modelo. Y los sueños de la práctica de una práctica informativa diferente con medios locales se ha desvanecido porque reproducen los mismos modelos de los grandes medios o los grandes medios se han apropiado de los espacios locales, ejemplo de ello son entre otros, los canales de televisión Localia que pertenece a Prisa o  canal 6 que pertenece a Onda Cero.

 

 

Comunicar no es manipular.

 

Comunicación  no significa modificar, alterar o cambiar las ideas de los otros. Comunicar implica, de  alguna manera ,  un acto de concienciación. De toma de conciencia. De intercambio. De relaciones de iguales.

Comunicar no significa sometimiento de una parte sobre otra ni tampoco un proceso de vampirización para que una de las partes se parezca a quienes detentan el poder.

Tampoco significa asimilar. La manipulación utiliza técnicas ocultas para convencer y someter al otro. Se pueden manipular las informaciones y las emociones no sólo en los medios sino también en la comunicación entre personas.

En los medios la  manipulación puede estar presente en los programas informativos como en los espacios de ficción. Entre noviembre de 2002 y marzo de 2003, radiotelevisión española fue reiteradamente denunciada por sus prácticas manipulativas en la información del petrolero “Prestige” hundido frente a las costas gallegas y por el tratamiento de la información en la guerra contra Iraq.

Frente  a estos medios masivos,  propiedad de grandes empresas, existen en Internet algunos espacios que informan de manera diferente y donde la ciudadanía puede ofrecer otro punto de vista de los acontecimientos.

Estos espacios de información diferentes hacen más visible el modelo puesto  en práctica por todos los otros.

 

Los modelos de comunicación:

 

Los modelos funcionalistas  están basados en la existencia de un emisor que transmite mensajes a un receptor y  donde puede existir o no feedback. Frente a estos modelos centrados en el emisor o en la transmisión de mensajes, tenemos el  modelo emirec, donde se establece una relación de igual a igual entre todos los participantes del proceso  y donde no existen papeles asignados para quienes participan de la comunicación: los emisores son receptores y los receptores son emisores.

Este modelo cobra especial interés en la práctica comunicativa con medios de comunicación donde de receptores o público o audiencia de los medios pasan a ser emisores de mensajes, productores.

 

Las relaciones de poder en la comunicación.

 

En todo proceso de comunicación  dos o más personas intercambian puntos de vista, emociones o  informaciones.  Y quienes establecen una relación autoritaria están poniendo en práctica su concepción jerárquica de la interacción  humana. Esta concepción jerárquica está presente en contextos familiares, sociales, institucionales y se da a nivel local como internacional.

Podemos distinguir dos  grandes modelos comunicativos: un centrado  en la emisión y la ejerce quien detenta  el poder o un modelo negociado donde las dos partes construyen y negocian significados de una manera simétrica.

El modelo centrado en la emisión es puesto en práctica por los medios de comunicación  y por la mayoría de las instituciones educativas. Este modelo jerarquizado donde se distingue quien es quien de manera rígida está también presente en las relaciones personales como institucionales o empresVerdanaes.

En el segundo modelo no  existe esa falsa dicotomía entre emisor y receptor. Aquí todos somos emisores y receptores y  todos podemos producir y recibir  mensajes en una variedad de signos

 

No existe la comunicación alternativa.

 

Cuando hablamos de comunicación alternativa, se está hablando simple y llanamente de la comunicación: la construcción de mensajes desde dos o más puntos de vista. Se habla de procesos de construcción del conocimiento desde el punto de vista de la recepción.

Cualquier otro proceso que no implique  a  dos  o más personas con el mismo nivel de poder, de tratamiento, de rango no es comunicación. Es un acto autoritario inconsciente o deliberado, pero autoritario al fin.

 

Tecnología y comunicación

 

Los estrategas  del marketing y de la informática también han usurpado  el término comunicación con el fin de llevarla a su terreno.  Roban el término comunicación y lo aplican a la conexión entre máquinas no sólo con el fin de crear una metáfora sino para posicionar a los usuarios en las bondades tecnológicas.  Y asociada a la tecnología surge una palabra mágica “interactividad” que los informáticos o ingenieros suelen vincular a la relación de los usuarios con la máquina sin preocuparles si estos usuarios tienen posibilidad de crear o producir mensajes o si, en la  mayoría de los casos, reproducen el itinerario trazado por los diseñadores.

 

Opinión pública y comunicación.

 

La comunicación está vinculada a los actos fundamentales de un ciudadano. Significa participación, acción.

El poder quiere   condenarnos  a  que continuemos siendo  sólo receptores mudos. Es decir una opinión pública sin voz. Pero, la opinión pública ha dejado de ser un elemento de fondo en las relaciones que establece el  estado con sus ciudadanos para convertirse en uno de los elementos de decisiones y cambios.

Estamos recuperando la palabra, estamos dejando de estar afónicos. La comunicación es un asunto de todos. Es hora de recuperar lo que nos han expoliado.

 

 

El texto "Comunicación educativa” de Roberto Aparici corresponde al  libro “Contra la afonía: Breviario urgente para recuperar el lenguaje robado" coordinado por Carlos Perez Vera y José Ignacio Fernández del Castro (Editorial: Las otras caras del planeta, Gijón, 2003, pág 15-17)  Agradecemos a los editores la autorización para reproducir este artículo.

 

 

<< volver
NOMBRE IMAGEN
imprimir