Cabecera



 

Información económica en Internet. Algunas fuentes y algunos problemas


       En esta página pretendemos ofrecer una selección de enlaces con sitios de internet que ofrecen información útil para el estudioso o el estudiante de la economía, especialmente española.
       El criterio no es ofrecer un listado exhaustivo (algo prácticamente imposible), sino por el contrario proporcionar una serie escogida de direcciones a las que los profesores de la facultad de Económicas de la UNED  se dirigen habitualmente en busca de información  para sus labores de investigación o docencia.

       Al mismo tiempo, he incluido una serie de indicaciones sobre los problemas que plantea la información disponible en Internet, las cautelas con que debemos abordarla y los procedimientos que nos permitirán contar con una información lo más fiable posible, única base de un conocimiento sólido.







 Fuentes  de información sobre economía en Internet    





 Recursos de uso general                                                                                          

Google: el robot de búsqueda más potente del momento es citado frecuentemente como  la primera página a la que se accede en busca de información. Conviene familiarizarse por ello con su manejo, y con sus reglas de funcionamiento.
        Para conocer algunos de los entresijos de Google, merecen la pena:

 Recursos para economistas                                                                                        


InforEco Un magnífico portal de recursos específicos para economistas elaborado por la Biblioteca de la Universidad Complutense.

Eumed (Universidad de Málaga): Interesante portal de recursos ara docencia e investigación en economía, promovido por, con una catálogo de recursos, textos y servicios cada vez más amplio.

Ecomur: Portal de economía y enseñanza, realizado por
Fernando Mur, un profesor de  secundaria de Tamarite de Litera (Huesca).

World Wide Web Resources in Economics: Recusos muy abundantes y actualizados, organizados por temas, con herramienta de búsqueda y un diseño que carga fácilmente.

Ecolinks: Página con una gama amplia de recursos para para economistas, desarrollada por el profesor Jose E. Villena, de la Universidad de Málaga.


 Información macroeconómica  y estadística   española                                         


Instituto Nacional de Estadística: La fuente más citada para datos estadísticos (no solo económicos). Incluye bastante información disponible on-line, pero otra mucha (las más desagregada) debe adquirirse, en algunos casos a precios elevados. Estas páginas incluyen también abundante información metodológica y algunos estudios y publicaciones de interés.
   Incluye además  enlaces a las oficinas estadísticas de casi todos los países del mundo, de los organismos internacionales, de las comunidades autónomas y oficinas estadísticas ministeriales.


Banco Central Europeo (ECB): Información macroeconómica actual, española y de los países de la UEM, que incluye series de datos históricos "armonizados" que se pueden descargar  gratis.

Ministerio de Economía:  inlcuye información macroeconómica nacional e internacional muy útil. En concreto, en ella se pueden encontrar una fuente estadística (BDSICE, "Base de datos de indicadores de coyuntura") que es muy completa y útil aunque de acceso restringido.



 Información macroeconómica  y estadística internacional                                
Ofrecen datos nacionales abundantes  (producción, valor añadido, renta, etc,) para comparaciones internacionales por países las siguientes, aunque debe advertirse que hay discrepancias, aveces importantes, de unas fuentes a otras, y a veces falta de armonización dentro de la misma fuente.

Fondo Monetario Internacional:
Banco Mundial
OCDE

Banco Central Europeo (ECB)
EUROSTAT (Oficina estadística de la Unión Europea): Mucha información estadística e informes de descarga  gratuita.
Unión Europea On Line (UE)

Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)
Mercado Común del Sur (Mercosur)




 Instituciones españolas. Publicaciones y estudios                                         

Banco de España: bastantes de sus publicaciones pueden bajarse directa y gratuitamente desde Internet.

Instituto de Estudios Fiscales : Entre otra información de interes en materia de hacienda y gasto público, incluye la  base de datos  BADESPE (series de datos de recaudación y gasto público parcialmente  desagregada), de acceso libre.

Ministerio de Hacienda
Comunidad de Madrid
Fundación Cajas de Ahorro (FUNCAS)
BBVA. Servicio de Estudios




 Otras instituciones                                                                                          

Banco de Inglaterra
New School for Social Research (Nueva York)
The Brooking Institution: (Washinton, DC)
Institute of Economic Affairs: principal fuente liberal de trabajos de Economía Política



 Bolsa                                                                                                                 

Comisión Nacional del Mercado de Valores
Bolsa de Madrid
Sociedad de bolsas

Nueva York
Nasdaq


 Asociaciones de Economistas y afines                                                           


Asociación Española de Historia Económica
Asociación de Economía Aplicada
Association for Evolutionary Economics


 Estudios sobre  la empresa                                                                         

Dirección General de la Pyme



 Marketing                                                                                                 


IPMark: Una de las revistas más conocidas sobre marketing, distribución y comercio.

Estrategias:  Una web sobre marketing directo, en la que publican resultados de análisis dentro de este área, artículos, etc...

Axesor: Base de datos de pago (y no barata)que  facilita de manera segmentada información comercial y de marketing, de empresas españolas inscritas en el Registro Mercantil.



 Bibliotecas                                                                                                      


Biblioteca Central de la UNED.
 Ofrece una amplia gama de recursos a los alumnos y profesores de la UNED, que incluyen artículos académicos on-line, bases de datos de bibliografía (EconLit), préstamo interbibliotecarios, recursos multimedia, etc. Cualquier alumno de la UNED debería familiarizarse con ella y sus servicios. Y, por supuesto, depósito y préstamo de libros y revistas.
      Asimismo, aunque con recursos mucho más limitados, funcionan las bibliotecas de muchos centros asociados, que pueden gestionar préstamos desde la central.



 Publicaciones académicas                                                                                          

Depósitos de revistas académicas on-line. De ellas se pueden sacar artículo, a texto completo y en formato PDF, de las principales revistas internacionales de economía. Son de acceso restringido (de pago), pero los estudiantes de la UNED pueden acceder desde los ordenadores de la Biblioteca Central.  Los principales son:

RePEc (Research Papers in Economics): Un repertorio de artículos, working-papers, capítulos y hasta libros que pueden descargarse de la red. Una parte de ellos son de acceso restringido, pero otros pueden bajarse libremente. Es sumamente amplio y actualizado.



 Problemas  de la información                                   


 Información e infoxicación                                                              


La civilización contemporánea es a menudo definida como la sociedad de la información. El hecho de  que  buena parte del mundo,  y buena parte de los ciudadanos de los mismos países líderes, queden al margen de los flujos de información convertida en mercancía,  no parece disuadir a los propagandistas de la "nueva sociedad" y la "nueva economía".
    Aunque habría mucho que hablar sobre la noción misma de información --y sus relaciones con el conocimiento, o el saber--,  impera la idea de que en las sociedades tecnológicamente avanzadas la información disponible se ha multiplicado. Lo que es innegable es que nuestra capacidad para acceder forma casi instantánea a fuentes de información --textos, imágenes, cifras-- ha crecido espectacularmente con la generalización de Internet, y especialmente esa masa de páginas de texto e imagen englobada en lo que solemos llamar la Web (World Wide Web, o Telaraña Pan Mundial).
    Pero una cosa es que la información disponible se multiplique y otra que su calidad mejore sin más. Las relaciones entre calidad y cantidad, es bien sabido, distan de ser mecánicas.   La multiplicación de la información acarrea, además, problemas que merece la pena considerar:

* Saturación.  Cuando el número de  estímulos es excesivo, superior a la capacidad de asimilación , se produce el fenómeno de la saturación. Esta puede significar tanto incapacidad para procesar nueva información a partir de un determinado umbral (lo que simplemente haría ineficaces las dosis por así decirlo excedentes) como generar algún tipo de bloqueo o aturdimiento, que haga incluso ineficaces --o merme la eficacia-- el conjunto de la información recibida. Es lo que A. Cornellá ha llamado infoxicación.
* Trivialización.  Como cualquier otro  bien económico, el valor unitario de cada pieza de información se abarata al ser producido en masa. Eso significa que podemos consumirla en mayores cantidades, pero también que cada porción se devalúa y es rápidamente sustituible por otra nueva. Otra forma de referirse a ese abaratamiento es hablar de trivialización. Al acelerarse el  flujo de circulación de la información, se reduce también el tiempo que dedicamos a analizar y retener cada unidad de información, en detrimento del conocimiento que podemos extraer de ella.
*Primacía de la novedad: la aceleración de los flujos de información ( la palabra inglesa para noticia, news,  subraya la importancia de lo nuevo) otorga más valor a los datos más recientes, sean o no más relevantes o sólidos que otros  (relativamente) más antiguos. Estar a la última puede convertirse en sinónimo de olvidar lo sustancial.
*Enmascaramiento. ¿Cómo  pasear dos elefantes en la Gran Vía sin  llamar la atención? La respuesta es llenar la Gran Vía de elefantes. La abundancia de información puede enmascarar (a menudo lo hace) el  hecho de que nos falta la información relevante. Una parte de la labor de los gabinetes de prensa de empresas e instituciones es generar un flujo de información constante en el que las noticias verdaderamente importantes circulen inmersas es una corriente de datos de mucha menor relevancia. Llenar la Gran Vía de elefantes.
*Multiplicación de las fuentes. Cuando la información procede de un número abarcable de fuentes, es más fácil que contemos con indicadores de  su calidad. Las "fuentes bien informadas" a las que se refiere  la prensa tal vez sean sólo  concretamente identificables para el autor de la crónica (y su redactor-jefe),  pero el lector cuenta con el aval que supone el periódico que la pública, el presitigio de su cabecera, el historial de solvencia y el conocimiento de los procedimientos seguidos para verificar la información (algo a lo que contribuyen la publicación de los "libros de  estilo", las rectificaciones públicas o insituciones como el "defensor de los lectores"). En todo caso, la lectura frecuente de unas determinadas fuentes permite a un lector asiduo detectar pronto de qué pie cojean, qué sesgos introducen su línea editorial o la estructura de su accionariado. Cuando las fuentes de la información se multiplican, ese conocimiento que nace de la familiaridad se vuelve más díficl.
*Quiebra de la jerarquía. Ante las informaciones superabundantes resulta más difícil establecer un orden de jerarquía que permita clasificar ordenadamente la calidad tanto de cada porción de información como de la fuente de la que emanan. Esto, que tiene como lado positivo el romper el dominio de los informantes más grandes y poderosos, introduce a cambio el inconveniente de la equiparación práctica de los distintos informantes, sin que sea fácil establecer la jerarquía de su fiabilidad.
*Competencia. La diversidad de informantes no jerarquizados produce una concurrencia de las informaciones en algo que parece un mercado sumamente abierto. Sin embargo, la competencia no siempre redunda en mejora de la "calidad" de la información (entendida como fiabilidad), pues no siempre es éste el campo en el que se dirime la lucha. Como en otros mercados, los agentes pueden optar por competir en precio (más información por el mismo dinero o incluso todo gratis), en diseño (la espectacularidad asociada a la información televisiva), en exclusividad (boletines confidenciales), en servicios personalizados al cliente (televisión a la carta) ,  imagen de marca o simplemente especializarse en distintos segmentos de producto. La multiplicación de la oferta de las televisiones digitales permite hacerse una idea de cómo tampoco en este mercado la calidad es el único argumento de la competitividad.


    Todos estos problemas exigen, hoy como siempre, abordar las fuentes de información disponibles con una actitud crítica. Así, lo primero es ser consciente de los problemas ligados a la información, abordarla con determinadas cautelas y aplicar una serie de procedimientos y cautelas que permitan valorar su fiabilidad, reducir las deformaciones o sesgos y  finalmente decidir si debemos utilizar o descartar la información disponible.


 Problemas de la información                                                          




    Además de los problemas derivados de la sobreabundancia, existen una serie de cuestiones que debemos plantearnos caundo nos enfrentamos a nuestras fuentes de información. Pueden resumirse como:

a) El problema de la fuente: la autenticidad. Para ser auténtica, una fuente debe ser lo que dice ser; es decir, aquello que se nos presenta como un documento judicial, o una estadística oficial producida en tal fecha por el organismo X, debe ser eso, precisamente, y no otra cosa (un refrito de estadísticas anteriores o una fotocopia retocada).

Auténtica es aquella fuente producida por la  persona o institución que se atribuye su autoría, en el  momento, con los fines y para los destinatarios  para quienes se afirma haberla producido.

      De entrada, todas las fuentes son auténticas mientras no se demuestre lo contrario pero.. aun siendo la falsificación o el maquillaje de las fuentes un problema poco habitual, es  sumamente grave: una fuente falsa es automáticamente inservible (salvo que podamos, mediante anaálisis cuidadoso, extraer elementos de verdad de esa falsedad).

b) El problema del documento: la integridad.  Un documento --la expresión física de una información-- debe ser utilizado en su versión íntegra. Un documento fragmentario (y pero, si lo tomamos de una fuente indirecta que es quién ha elegido qué fragmento cortar) es un documento incompleto, y por tanto poco fiable.
     Al estar extraído de su contexto, podemos perder elementos clave para valorar la fiabilidad de los informantes.

c) El problema del informante: la fiabilidad. Las fuentes de información han sido elaboradas por personas, que trabajan para instituciones, empresas o grupos de interés. La utilidad de la información depende del grado de fiabilidad de las personas que las elaboran y difunden.

        La fiabilidad del informante es el problema clave de cualquier fuente de información.


Determinar la fiabilidad del informante exige preguntarse por su:

d) El problema del problema: la pertinencia.   No todas las fuentes son adecuadas para responder  a todas las preguntas. Ante un diagnóstico médico a un familiar, nos preocupará poco la prevalencia de ese tipo de enfermedad, y sin embargo ese dato es clave para un gestor del sistema sanitario. debemos esforzarnos en buscar fuentes pertinentes o adecuandas para nuestros problemas.  

e) El problema del investigador: la economía. No todas las fuentes son igual de accesibles, ni pueden estudiarse en el mismo tiempo. Unas se ofrecen en estado bruto, y otras ya elaboradas. En principio, tampoco la calidad de la información necesaria es igual para todos los aspectos de nuestro estudio. Es perfectamente aceptable aplicar criterios de economía --de costes, de tiempo--  a la hora de seleccionar y jerarquizar nuestras fuentes de información.
    Sin embargo, para los problemas básicos, debemos acudir a fuentes directas y lo más en bruto posible. Aunque aumentará el coste, también lo hará la calidad del resultado.



 Procedimientos de crítica de la información                                


    El objetivo fundamental de la crítica es determinar el grado de fiabilidad de la información (o de los informantes), aplicando tanto pruebas de coherencia interna como procedimientos de comprobación mediante el contraste de fuentes  independientes (que es algo más que meramente distintas).

    Los pasos de estos procedimientos críticos son:








Mauro Hernández

Historia Económica, UNED


Estos textos recogen de forma resumida algunos de los materiales del curso de doctorado, Crítica de fuentes, el manejo de la información económica


Agradecimientos: han colaborado respondiendo rápida y atinadamente al cuestionario que les envié los siguientes profesores de la Facultad de Económicas de la UNED: Nieves Arranz, Jose U. Bernardos, Juan Castañeda,Rafael Castejón, José Collado, Damián de la Fuente,Víctor González, Ana Herrero, Dolores López, Asunción Mochón, Ana Martín Marcos, Juan L. Martínez Merino, Ester Méndez, Amelia Pérez Zabaleta, Mariló Reina, Irene Saavedra, Manolo Tránchez, Gloria Trinidad,