TIPOS DE YACIMIENTOS Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA DE LAS GEMAS

    Las gemas se encuentran en casi todos los tipos de rocas, si bien con distinta frecuencia en unas y otras. Si se consideran en conjunto, probablemente constituyen el grupo de minerales que mejor representan las variaciones de presión y temperatura que pueden dar lugar a los distintos tipos de yacimientos conocidos en la corteza terrestre. Pueden formarse por cristalización primaria a partir de magmas ácidos, intermedios, básicos y ultrabásicos, por recristalización en rocas metamórficas, por meteorización y arrastre de rocas preexistentes, por precipitación química, por acción orgánica y por la acción combinada de todos los procesos anteriores.

 
Tipos de yacimientos
 
Distribución geográfica

 

Tipos de yacimientos de las principales gemas.

   Excluyendo los diamantes, que por si solos constituyen el 90% en valor de todas las gemas comercializadas, y las perlas, que hoy en días son prácticamente todas cultivadas, las gemas se distribuyen en los distintos yacimientos como sigue:

Aproximadamente un 25 % de todas las gemas tienen un origen ígneo, principalmente pegmatítico.

Un 30% pueden encontrarse en rocas encajantes metamórficas, sean éstas calcáreas o no calcáreas.

Otro 30% corresponde a yacimientos de origen acuoso (hidrotermales, de aguas circulantes superficiales, etc.)

Un 15% a gemas de origen orgánico (ámbar, coral, marfil, etc.).

 

yacimientos32fn.gif (12827 bytes)

 

Distribución geográfica de las principales gemas.

    Desde el punto de vista geográfico, todos los continentes poseen yacimientos importantes de material gemológico:

En Asia se encuentran los más importantes yacimientos de rubí, especialmente en Mogok y Hong-Hsu (Myanmar, antigua Birmania). En el Sudeste Asiático (Tailandia, Myanmar, Indochina y Sri Lanka) se hallan, a su vez, los más importantes yacimientos de zafiros, espinelas y circones, en Cachemira (India) han aparecido los mejores zafiros, de Afganistán destacan sus excepcionales lapislázulis, en Myanmar y China se encuentran grandes yacimientos de jade, mientras que, historicamente, el diamante y numerosas variedades de cuarzo han tenido algunos de sus principales yacimientos en la India. En Siberia (Rusia) existen importantes yacimientos de diamante, crisoberilo y otras muchas gemas.

En Europa destacan los yacimientos de ámbar en las costas del mar Báltico, excepcionales a nivel mundial. En los montes Urales (Rusia) se encuentran esmeraldas, aguamarinas y heliodoros, así como crisoberilos, diamantes y otras gemas. Igualmente destacan granates de la variedad piropo y moldavitas en la República Checa, cuarzos muy bellos en los Alpes (Austria y Suiza) y epidotas, axinitas y otras muchas gemas en Italia, Francia y Alemania.

    España es un país, en conjunto, pobre en gemas.

    Las piedras más importantes y variadas encontradas en Sudamérica se encuentran en el escudo brasileño. El Estado de Minas Geraes es justamente famoso por su abundancia y variedad en gemas; aparecen en él diamantes, topacios, esmeraldas, aguamarinas, morganitas y otros berilos, espinelas, granates, kunzitas, turmalinas, cuarzos de todas las variedades y prácticamente todas las gemas de origen pegmatítico, así como muchas de las metamórficas.

    Otros estados de Brasil famosos por sus gemas son Bahía (apatitos, turmalinas, esmeraldas, etc.) y Rio Grande do Sul (amatistas, ágatas). Fuera de Brasil, hay que citar las esmeraldas colombianas de Muzo y Chivor (sin duda las de mejor calidad procede de estos yacimientos), el lapislázuli de Ovalle (Chile), la rodocrosita de Capillitas (Argentina), los diamantes de Venezuela y Guayana, las perlas de Isla Margarita (Venezuela), el ámbar de Santo Domingo o la crisocola de Perú.

    En los Estados Unidos de Norteamérica existen importantes yacimientos de zafiros, granates, espodumena, turmalina, turquesa, topacio, berilo rojo y otras gemas. En México son famosos los ópalos de fuego y nobles, así como las amatistas del estado de Guerrero. Destacan también los topacios de San Luis Potosí , así como las nefritas y las obsidianas.

    África es también un continente extraordinariamente rico en gemas. Hay diamantes en gran cantidad y con calidad gema en Sudáfrica, Ghana, Angola, Bostwana, Namibia, Sierra Leona, Repúblida Democrática del Congo, Tanzania y otros países del Africa Central y Meridional. Crisoberilo, esmeralda, granates, zafiro y rubí, ojo de tigre, turmalina y circón en Zimbabwe, Sudáfrica, Kenia y Tanzania. Olivino y turquesa en Egipto. Madagascar es muy rica en cuarzos, feldespatos, granates, escapolita, esfena, espinela, espodumena, berilo y otras muchas gemas.

Por último, Oceanía es un continente también muy rico, aunque los descubrimientos sean más recientes. Australia es uno de los primeros productores del mundo de diamantes (destacando, entre otros, los raros y valiosos diamantes "fantasía"), y tiene grandes yacimientos de zafiro, ópalo, espinela y turquesa.