CARACTERÍSTICAS DE CALIDAD Y VALORACIÓN DEL DIAMANTE

Las características que determinan la calidad, y por lo tanto el valor de un diamante son : peso, pureza, color y talla. Popularmente en inglés se conocen como las "4 Cs" por sus iniciales Carat: quilate (unidad de peso), Clarity: pureza, Colour: color y Cut: talla, y así suele mencionarse frecuentemente en campañas publicitarias.

 
Peso
 
Pureza
 
Color
 
Talla

r28.JPG (8682 bytes)

Un diamante tallado junto a un cristal natural octaédrico de diamante
(Foto: IGE)

Peso

El quilate métrico es una unidad de peso específica para las gemas y que equivale a 200mg. Su origen, al parecer, proviene de la antigua tradición india de pesar los diamantes con granos de algarrobos, aparentemente muy homogéneos en cuanto a su peso, posteriormente importada por los griegos a los que se debe el vocablo "ceration" cuatro granos, que los arabes retomaron en la forma "qirat". Los diamantes se comercializan a tanto por quilate. Así, para saber su precio total hay que multiplicar su peso por el precio del quilate. Este valor varía según aumenta el tamaño de la piedra, y en función del resto de características (pureza, color, tipo y calidad de talla). Es fácil comprender porque son más caros los diamantes a medida que aumenta su tamaño, pues la naturaleza proporciona muchas menos piedras grandes, ya que es también mucho mayor la dificultad para que cristalicen en tamaños mayores.

Un diamante de medio quilate es escaso, pero lo es mucho más uno de un quilate, y muchísimo más uno de dos quilates, y así sucesivamente. Sin embargo, como el valor de un diamante viene dado por el conjunto de sus características, es posible que un diamante pequeño valga más que otro mayor, pues la calidad del pequeño puede ser mejor que la del más grande.

Pureza

Su composición química sencilla (solo carbono) y sobre todo, su elevada temperatura de cristalización hacen posible que los diamantes de calidad gema carezcan frecuentemente de grandes defectos internos (ausencia de inclusiones). Esto permite hacer una graduación muy rigurosa de los defectos menores que se presentan, adjudicando unos grados de calidad en función de la importancia de los mismos, cosa díficil de llevar a efecto en otras piedras preciosas.

Diamante1.jpg (21248 bytes)

Lupas para la graduación de la pureza. Laboratorio del diamante del IGE.
(Foto: IGE)

La determinación de la característica de pureza consiste en adjudicar un grado según la importancia de las inclusiones que se presenten. La pureza se determina por expertos con lupas de 10 aumentos, y las piedras se clasifican según la tabla siguiente. Variaciones de pureza totalmente inapreciables para el profano pueden suponer variaciones importantes en el precio de la piedra.

Escandinava GIA CIBJO
FL-IF FL-IF Puro a la lupa de 10 x
VVS-1

VVS-2

VVS-1

VVS-2

VVS-1

VVS-2

VS-1

VS-2

VS-1

VS-2

VS-1

VS-2

SI.1

SI.2

SI.1

SI.2

SI.1

SI.2

P.1

P.2

P.3

I.1

I.2

I.3

P.1

P.2

P.3

Nota: Las letras son las iniciales de las características de pureza en inglés, y se pueden traducir como sigue:

FL: Flawless (sin inclusiones)
IF: Internally flawless (sin inclusiones internas)
VVS: Very very small (inclusiones muy, muy pequeñas)
VS: Very small (inclusiones muy pequeñas)
SI: Small inclusion (inclusiones pequeñas)
P: Piqué (inclusiones grandes o apreciables)
I: Imperfect (imperfecto).

Color

El diamante gema se presenta generalmente en lo que se conoce como "serie incolora", en la cual, la mejor calidad (menos abundante), es el grado incoloro. A medida que baja esta incoloridad empiezan a aparecer matices amarillentos o marrones, hasta llegar al final de la serie con tonos claramente amarillos y terrosos. El color en el diamante se debe principalmente a presencia de impurezas, básicamente N y B, existencia de vacantes (ausencía de átomos) y a defectos estructurales.

Diamante.JPG (12413 bytes)

Lámpara con patrones de color para la graduación del color de los diamantes
(Foto: IGE)

La determinación del grado de color consiste en adjudicar una determinada calidad comparándolo con unas muestras patrón. Las diferencias de matiz entre grado y grado son tan pequeñas que se requieren unas especiales condiciones de observación y una adecuada experiencia práctica. A medida que se desciende en la escala de color, el diamante se hace más amarillento o pardo. Mención aparte merecen los diamante fantasía, que presentan colores intensos (verde, amarillo, azul, rosa, etc.) que pueden alcanzan precios astronómicos.

Escalas de color del diamante según las distintas normas

Escala GIA

Escala CIBJO/ HRD

Escala ESCANDINAVA

D

Blanco excepcional +

River

E

Blanco excepcional

F

Blanco extra +

Top Wesselton

G

Blanco extra

H

Blanco

Wesselton

I

Blanco con ligero color

Top Crystal

J

Crystal

K

Ligero color

Top Cape

L

M

Color

Color 1

Cape

N

O

Color 2

Light Yellow

P

Q

Color 3

R

S

Color 4

T

 

Yellow

U

V

X

Y

Z

    La apreciación se hace visualmente, con iluminación y entorno adecuados, por personal entrenado. Los diamantes más puros, es decir, los más incoloros, son los que ocupan la parte superior de la escala. A medida que se desciende, las piedras son más amarillentas, y de menor valor. Los diamantes fantasía, es decir, los que presentan un fuerte color (rojo, amarillo, azul, verde, etc.) son excepcionales en rareza y en precio.

Talla

Con el paso del tiempo, los descubrimientos de la ciencia y los adelantos tecnológicos, el hombre ha conseguido aprovechar todas las excepcionales propiedades ópticas del diamante y tallarlo de forma que su aspecto sea muy espectacular y de gran belleza (ver tallas).

Dmte_prop.JPG (23155 bytes)

Lámparas de luz especial para graduación de color y proporcionoscopios para evaluación de la calidad de talla. Laboratorio del diamante IGE.
(Foto: IGE)

Por razón de moda, aprovechamiento de bruto o diversificación de la oferta, el diamante se talla de diversas formas, siendo unas más cotizadas que otras (casi siempre la talla brillante es la que tiene mas valor). Dentro de cada tipo de talla, su calidad viene determinada por un conjunto de apreciaciones: proporciones, forma, simetría, acabado. Los defectos graves en alguno de estos puntos hacen bajar el precio y restan brillo y belleza al diamante.