El método Socrático o la enseñanza a través de diálogos

En este método el tutor no enseña un concepto nuevo a través de su exposición directa, más bien conduce al alumno, a través de preguntas sucesivas a:

El objetivo a lograr se puede formular como:

Determinar un conjunto de reglas que ayudarían a un tutor Socrático a lograr su objetivo global a través de preguntas específicas.

¿Cómo obtener estas reglas?

Las reglas se pueden deducir a partir del análisis de diálogos tutoriales, es decir diálogos que establezca el profesor con el alumno durante el proceso de enseñanza. La estructura general de una regla de este tipo sería:

Estructura General de las reglas

Un ejemplo práctico

IF 
(ALUMNO_HA_RESPONDIDO) 
THEN
(PROPONER_NUEVA_PREGUNTA_O_TAREA)
IF 
(alumno ha respondido que el agua es la razón por 
 la que crece el arroz en China)
THEN
preguntar(¿Puede crecer arroz en cualquier lugar con 
           agua?).

Ventajas del método Socrático:

Este método de preguntas y respuestas permite individualizar la interacción Alumno - Sistema, es decir permite individualizar a las características y necesidades del alumno el proceso de enseñanza.

Problemas que presenta este modelo:

El objetivo global del curso — la eliminación de errores conceptuales — se pierde debido a la localidad de la condición de las reglas. Esta localidad viene dada precisamente por la naturaleza de las reglas que están orientadas a las preguntas y respuestas en las que se basa el método.

La solución a estos problemas puede estar en un correcto diagnóstico de las causas de un error, y en las técnicas de corrección de los errores, las cuales deben ofrecer un punto de inicio para las explicaciones que llevarán a su eliminación. A partir de esto podemos plantear que el método Socrático necesita información acerca de las falsas concepciones del alumno, y de estrategias para eliminarlas.

Enviar sugerencias y/o comentarios a:
: fmorales@bec.uned.es
: (91) 398.73.26