MÉTODO DE INMERSIÓN

bar_crist_new.gif (5280 bytes)

    El método de inmersión es uno de los métodos del estudio óptico de minerales. Este método permite determinar los índices de refracción de minerales con una precisión normalmente imposible mediante el estudio de lámina petrográfica.

    El método se basa en la comparación consecutiva de los índices de refracción del mineral con una serie de líquidos de un juego especial hasta encontrar el líquido más próximo por su índice de refracción al mineral problema. La precisión en la determinación de los índices de refracción utilizando este método puede alcanzar 0,001. Un juego de líquidos que se utiliza normalmente consiste en 98 líquidos con índices de refracción de 1,408 a 1,780 que se preparan a partir de una mezcla de composiciones orgánicas con disolventes.

    Para conseguir ésto, las partículas pequeñas del mineral (tamaño óptimo de granos 0,05-0,3 mm) se sumergen en una gota de líquido con el índice de refracción conocido sobre un vidrio portaobjetos. La preparación se coloca en la platina de un microscopio de polarización. Para la comparación de los índices de refracción del mineral y del líquido se utiliza el fenómeno de línea de Becke, que se mueve hacia la sustancia con mayor índice de refracción al subir el tubo del microscopio. Cuando el índice del líquido se aproxima mucho al del mineral, en vez de una línea de Becke se pueden observar dos líneas coloreadas de azul y rojizo o anaranjado.

    El estudio de minerales isótropos se realiza en los granos de mineral de cualquier orientación y en cualquier posición respecto a los polarizadores del microscopio. Para los minerales anisótropos es importante la posición del grano y el efecto de línea de Becke se estima en distintas posiciones de extinción. El carácter óptico del mineral y la orientación de las partículas que se estudian se evalúa a base de la observación de figuras conoscópicas.